sábado, 24 de junio de 2017

Google Play Music


Google Play Music se trata de la biblioteca musical de Google, y tratándose de Google, podemos imaginar que ésta es evidentemente grande. En ella puedes adquirir música para escuchar online y descubrir fácil y rápidamente millones de canciones de forma instantánea desde cualquier dispositivo.
Si posees una cuenta de este servicio, es posible disponer de hasta 20.000 canciones de forma totalmente gratuita y, además,  sincronizarlas hasta en 10 dispositivos diferentes… es decir, sí te ofrece música gratis; sin embargo, te otorgará otras opciones y ventajas al pagar sus servicios.
Cuenta con un amplio catálogo en el que navegar y encontrar casi lo que te alcances a imaginar, ya que cuenta con el apoyo de discográficas como Universal Music, Sony Music, Warner Music, Emi, entre otras.


Lo que es importante saber, es que para disponer de la música gratis desde Google Play es necesario descargar en tu equipo el Google Play Music Manager. Una vez hecha esta descarga, podrás usarla en el navegador del equipo, en el móvil o tableta que tengas sincronizados con tu cuenta.
Una gran ventaja de este servicio es que funciona totalmente en la nube, esto quiere decir que lo que sea que selecciones no ocupará ningún espacio en la memoria de tu dispositivo.
Además, cuenta con una característica interesante y divertida, al seleccionar una canción –la que sea-  busca y encuentra automáticamente el vídeo de ésta, siempre y cuando esté disponible en YouTube.
Si adquieres una cuenta Premium, puedes acceder a millones de canciones sin límites, crear radios personalizados y saltarte todas las canciones que quieras. Si no estás del todo seguro de querer pagar antes de conocer a fondo Google Play Music, puedes utilizar la versión de prueba gratuita de 30 días y continuar disfrutando de tu cuenta Premium después, una vez que te haya convencido, por $200 al mes, aproximadamente.
Si no estás dispuesto a pagar, y lo que buscas es una buena promesa música gratis, Google Play Music te ofrece un espacio- sin costo alguno- en la nube para almacenar hasta 50.000 canciones. Puedes subirlas desde un navegador web de escritorio, y  escucharlas en streaming o descargarlas desde cualquier otro dispositivo, ya sea de escritorio o móvil. Para explicarlo mejor y con mayor claridad, es como un Dropbox con canciones.
En conclusión, podemos decir que la tarea de gestionar tu propia biblioteca musical se reduce a subir las pistas desde cualquier lugar y ver cómo aparecen automáticamente disponibles para reproducirse o descargarse desde otras terminales. No tienes que sincronizar ni configurar nada, simple y sencillamente debes iniciar sesión con tu cuenta de Google y ya está, listo para disfrutar.
Por otro lado, Play Music reconoce iTunes instalado en las Macs y se ofrece a subir toda su biblioteca.
Ventajas de pagar por el servicio de Play Music de Google:
Como todos en este mundo, de algo tendría que sostenerse semejante maravilla. Por ello Google Play Music ofrece también cuentas de pago mensual que te permite otros tipos de uso. Por ejemplo, mezcla lo que ofrecen sus competidores y pone a nuestra disposición una tienda musical, al estilo iTunes Music; y a la vez un servicio de streaming llamado All Access por 9,99 euros al mes. Es decir: reúne los conceptos de Apple y de Spotify en un sólo sitio. Puedes elegir hacer lo que quieras, comprar las canciones o suscribirte al catálogo.
El servicio de streaming tiene funciones que imitan a iTunes Radio; por ejemplo, si eliges una canción y creas una emisora virtual podrás escuchar canciones relacionadas, obviamente estas pistas serán seleccionadas bajo el ‘criterio’ de los algoritmos de Google, que escogerán lo que ‘crean’ que te puede gustar. Esto se integra también con YouTube Music Key, el servicio de Google para poder escuchar las canciones subidas a YouTube sin publicidad.
Como era de esperarse Play Music, cuenta con sus propias aplicaciones, y en seguida les cuento, a grandes rasgos, los detalles y características de éstas.
En este sentido, cuenta con un reproductor nativo para Mac, pero no es más que una página web incrustada dentro de una ventana del sistema. Lo que sí es nativo es un asistente que nos sube las canciones al servicio en segundo plano desde las carpetas que queramos (incluyendo iTunes), para que nos despreocupemos sin tener que subirlas manualmente.
Respecto a Google Play Music en iOS…  no se lleva las palmas de los usuarios pero tampoco es como para quejarse, funciona decentemente.
Eso sí, necesitas estar conectado a la red si quieres usar Google Play Music desde el ordenador, por lo que tal vez prefieras escucharlas localmente desde tu disco duro usando iTunes, como muchos lo hacemos. Ahora que si no te queda de otra y no puedes estar todo el tiempo conectado a la wifi o los datos móviles, siempre podrás usar Google Play desde el iPhone o el iPad en donde sí te permite descargar las canciones cuantas veces lo desees.
Si descargas Radiant Player, tendrás un mini reproductor de Google Music en nuestra barra de menús de OS X.
En resumen en lo que a aplicaciones se refiere, las de Google Play Music son bastante capaces y de rendimiento muy adecuado, aunque tiene una interfaz basada en Android Lollipop que tal vez no sea la panacea de la estética pero resulta bastante funcional. Además, tiene la aplicación optimizada para el iPad y su uso se basa en gestos. Esto último te evitará el típico accidente o tropezón, siempre será más sencillo y seguro hacer un simple gesto mientras vas caminando o manejando.
Por: Bárbara Mora

No hay comentarios.:

Publicar un comentario